Marketing de contenidos

 

El marketing de contenidos es el arte de entender que necesitan saber tus clientes

El marketing de contenidos lleva tiempo ganando cuota de mercado en el mundo del marketing. A grandes rasgos se basa en compartir contenidos sin pedir nada a cambio, a lo que se llama “Givers Get”.

Con esto logramos posicionarnos como expertos dentro de nuestro sector, mejoramos nuestro posicionamiento SEO y finalmente, generar ventas. Más adelante hablaremos de las fases del proceso de compra, ahora mismo es suficiente con saber que tras la aparición de la necesidad viene la búsqueda de información, y es en esa fase que vamos a captar al cliente.

Crearemos en su mayoría contenido relacionado, pero sin presencia explícita de nuestra marca. Parte del contenido será Branded Content, pero no debe suponer más del 5%.

Existen muchas otras formas de generar contenidos, algunas de las más habituales son:

  •         Crear un blog
  •         Compartir vídeos
  •         Editar un eBook
  •         Publicar newsletters
  •         Lanzar una aplicación, un widget o un juego.

 

¿Qué hay que hacer para diseñar una estrategia de marketing de contenidos?

El primer paso es determinar tus objetivos. Aunque el objetivo final sea vender, habrá un paso intermedio, debes saber si quieres aumentar el tráfico en la web, mejorar tu reputación, fidelizar a tus clientes, etc.

También debes plantearte como serán las personas interesadas en tus contenidos, variarán dependiendo del tipo de contenidos crees. Si se trata de un público experto en el tema, como en el caso de muchos B2B, puede que esté interesado en las novedades.

Por otro lado, deberás tener en cuenta tu situación actual, la opinión que tiene el público y los contenidos que ya compartes para decidir cuánto contenido es apropiado para ti. Puedes observar a tu competencia, pero cada caso es diferente, y recuerda, tú eres el mayor experto en el tuyo.

Por último, hay que saber qué resultados obtienes con tu estrategia. Si no, no puedes determinar si las acciones, que van a suponer un coste, están generando resultados, aunque estos deban buscarse a largo plazo. Además, si no sabes qué contenidos funcionan no podrás mejorar tu estrategia con el tiempo.

En definitiva, el marketing de contenidos trata de darle a tu cliente lo que quiere, sin tratar de venderle tu producto, el mismo cliente será el que opte por ti cuando vea que le has dado información útil, cierta y valiosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *